2.7.09

Ejercicio de espera número uno.


Esperar en los aeropuertos empezó a ser el origen de este pequeño proyecto ilustrado de tales inexplicables momentos.

En plan ensayo, va la primera aproximación. Mis devaneos suelen ser poco interesantes para los que no tienen la obligación de soportarme.
Igual me animo a contarles que el verdadero ejercicio de la espera consistió en calcular cinco minutos sin mirar el reloj en el transcurso. Se suponía que tenía que mirar el reloj cada cinco minutos sin contar, experimentando la pura duración de ese lapso de tiempo y sacar una foto a un lugar tan poco especial como el de una sala de espera de aeropuerto a la madrugada.

El aeropuerto es el del Prat, en Barcelona.

10 comentarios:

la stessa ma altra dijo...

yo, como buena directora obsesiva, hubiera estado jugando a ver si le pego con el tiempo real...

la stessa ma altra dijo...

perdón, si la pego... estoy con unos latines y se me mezcla todo...

gabriel dijo...

de eso se trataba Miryam. Cada 5 minutos esperaba que fueran 5 minutos. La gracia era no contar, sino sentirlo (por así decir).

Silvia dijo...

Gabriel; punzante.
Las imágenes vacías absorven como papel secante mi atención en los oídos.
Cariños.

gabriel dijo...

Me encantó eso Silvia "Las imágenes vacías absorven como papel secante mi atención en los oídos."
Un beso.

Tía Ce dijo...

Genial el tema aeropuertos. Nunca la metáfora de la espera se hizo tan concreta como en la figura de los aeropuertos.

Jacinta Pichimahuida dice: yo le sacaría la música al video, porque imprime el tiempo de la música que es una "espera" distinta (ruido ambiente? na de na?)

gabriel dijo...

Interesante, Jacinta! Sería para charlarlo onda mate y mate.
Yo lo probé con la pantalla completa y da mucha sensación de vacío y esos sonidos que machaqué con esmero granicular (?) lo dejaban joroschó, querida druga. Mi idea es ponerlos en un museo (me copa hacer cosillas en los museos) junto con alguna selección de los trabajos con Eliana Guedes. (claro que con otra definición tanto de imagen como de sonido)
Miles de besos.
PD. Guarda que no creo mucho en la alta fidelidad. Creo en todas las fidelidades posibles. (no en el amor de pareja, se entiende...en eso no soy ni infiel...)

Silvia dijo...

Ahondar otorga creo yo una singularidad inusual y genera expectativas, personalmente me genera expectativas lo que puedas crear con ref. al vacío, Cage logró algo muy importante que es la presencia en la ausencia, pero entrar en el vacío me lo estás aperturando tú.
Cariños!

e.guedes dijo...

Cerini, está la espera, qué buenisimo!!! Me gusta mucho, compadre.
Um beijo

gabriel dijo...

JA! Desde que lo escribí no me gustó lo de "salvo los que tienen la obligación de soportarme", pero lo dejé por motivos "espurios", e cir...fue una especie de autocargada.
Nunca he vivido con gente que haya tenido la "obligación de soportarme" pero me sonó como un sarcasmo y también como una cita de alguna frase escuchada por ahí.
Gracias por los besos, los cariños y las observaciones agudas y graves.