11.7.17

Escribir el sonido de una música I

Podría ser una especie de diario de la composición de una nueva música electroacústica. Música con fecha de vencimiento para su entrega a un concurso. El 31 de agosto de este año 2017. Ya son incitaciones que forman parte de la maquinaria Composición. En primer lugar, que sea un concurso. En segundo lugar, la fecha. Ya no pienso sólo en mi necesidad de expresión. Ya no pienso sólo en componer cuando se me dé la gana.

Al principio, nada. Pero algo se conecta con algo.

Mis ideas musicales son pensadas en marcos poéticos que van derivando.

1) El primer marco es DEFFENU. Un medio pariente que encontré por ahí (ya lo tenía en mente):

"Attilio Deffenu (Nuoro, 28 dicembre 1890 – Fossalta di Piave, 16 giugno 1918) è stato un intellettuale e un giornalista italiano, esponente del sindacalismo rivoluzionario e dell'autonomismo sardo."

Siguiendo con una vieja idea de trabajar con personajes sonoros, (desplegada en mi pieza electroacústica Los viajes (2012)) esta vez pretendo agregar otros elementos narrativos no anecdóticos, sólo evocadores de zonas o ambientes y también de organismos que viven e interactúan en esos ambientes.

Comienzo dibujando sonidos en el programa High C. Muy conectado a la Forma-Momento de Stockhausen (tema actual de mis clases de Taller de Composición Electroacústica 1 y 2 en la Escuela de Música, Facultad de Artes, UNCuyo. Mendoza, Argentina), realizo fragmentos sin intención de desarrollo. Cortos. Entre mate y mate.

Algunos momentos brevísimos pruebo derivarlos a un programa de síntesis granular muy práctico. Se llama Granulab y es como un electro(no)doméstico, para mí. Pierdo un poco el control de los resultados. Así es el Granulab. Otras veces me gusta eso, esta vez lo miro con recelo: flaco, es para un concurso !!!

2) De las primeras audiciones de este material (el dibujado literalmente, gracias a las posibilidades del High C, herramienta que le debe mucho a las investigaciones de Iannis Xenakis y algo del "granny") se decanta la segunda idea poética marco:

CREER OÍR. Es decir, algo que se escucha detrás del ruido.

3) Por otro lado, paso por una esquina del centro mendocino donde una excavadora hace lo suyo. Grabo y en el medio aparece un hombre que me da charla y al instante estamos puteando a Macri. A esta grabación mezcla de ruido infernal con charla sobre el infierno le titulo Broken y sigo mi camino.

En casa (El Laboratorio) trato este material en principio como resultado de un reportaje sonoro. Lo que no aporta, ya que explicar lo que pienso de estas obras es largo y no tengo modo de que se vea reflejado en el producto final.

Lo paso a audio y luego a midi. Al midi lo ralentizo un tercio y pruebo con un sonido como de Brass pasado por filtros microtonales, gracias al plug in IVOR2 en el software Sonar.

El resultante sonoro es una verdadera cantera de entradas instrumentales que en total duran 15 minutos.

4) Vuelvo al pensamiento DEFFENU y pienso trabajar formas cortas (tipo Forma-momento de Stockhausen) con múltiples entradas del motivo BROCKEN (por supuesto, en apariciones cortas, siempre cambiantes) que se deberían (pensamiento anterior o ex-antes) amalgamar con los dibujos sonoros del High C (a esta altura, motivos CREER OIR).

Nuevas reflexiones dan cuenta del sentido subyacente de la grabación Brocken: EL ENGRANAJE. Una cita posterior que mi memoria me trae de la lectura de El Engranaje de Jean-Paul Sartre.

5) En El engranaje, Sartre plantea una rebelión imposible. Se llega al gobierno con mucho esfuerzo. Cuando se llega "alguien", entre las sombras le dice que no puede cambiar "esto, esto y esto". Condiciones que acepta pues de lo contrario, cae.

Retomo una idea surgida de mis pensamientos sobre esta "obra pública" (endeudamiento feroz, mucha cartelería, obras innecesarias, empresas de los mismos empresarios que están en el gobierno, etc.). Es una interpretación a la altura de estos tiempos de una frase fundante de Irigoyen: "un taller de forja parece un mundo que se destruye."

6) El nuevo título provisorio: QUE PAREZCA UN TALLER DE FORJA EL MUNDO QUE DESTRUYEN.

Esta idea ya aporta un nuevo elemento narrativo. Una aparición más o menos direccional de "ese" sonido de destrucción.

,

3.5.17

Lo perfecto

(lo perfecto) se rompe en pedacitos caóticos.

16.1.17

Expresión

(1)

La expresión libre sonora, de la que puede surgir alguna música, es expresión de un carácter y luego es expresión de una compatibilización de caracteres, a veces en conflicto.

Cuando toman una dirección en la versión de uno de los productores de caracteres, se produce una especie de armonía que fluctúa hacia una nueva dirección o cambio de guardia.

(1) Proyecto de partitura de Juliana (9 años), Taller Hacer Música Alameda (1989).